Marketing de contenidos: cuatro fases de una buena estrategia

  • 0
marketing

Marketing de contenidos: cuatro fases de una buena estrategia

Category : blog

El marketing de contenidos consiste en la generación de textos de alta calidad y valor, con el objetivo de llamar la atención de lectores y potenciales clientes. Esto nos generará tráfico, nos posicionará como expertos en una determinada materia y, en definitiva, permitirá que generemos negocio a raíz de la demostración, a través de la creación de contenidos, de que somos expertos en una determinada materia.

Fases para una buena estrategia de marketing de contenidos

  1. fabricarLectura y análisis de diversas fuentes de información. Lo primero que debemos hacer para centrar una buena estrategia de marketing en este ámbito es  recoger y organizar toda la información que esté a nuestro alcance, dentro del sector en el que pretendamos destacar. Internet es una gran fuente de datos. Debemos ser capaces de discernir cuáles son los que realmente generan interés a nuestros potenciales clientes, y cuáles nos van a posicionar como expertos en una determinada materia. En esta fase también habrá que diferenciar la fiabilidad de las fuentes. Necesitaremos una especie de documentalista que debe, además, estar a la última en todas las tendencias relacionadas con su ámbito de trabajo, para ser el primero en lanzar la voz de alarma frente a un nuevo tema. El manejo fluido de los Social Media, la capacidad analítica y la facilidad para rastrear todo tipo de contenidos son las tres características principales a desarrollar en esta fase.
  2. Escribir. Una vez que tenemos toda la información y datos que queremos trabajar, llega la hora de ponerse manos a la obra. Vamos a crear esa pieza o eje central dentro del marketing de contenidos: el contenido. La creatividad es, en esta fase, el gran aliado y el que sabrá marcar las diferencias. Todos podemos teclear letras con nuestros dedos, pero no todo el mundo tiene la capacidad y la habilidad para generar textos divertidos, instructivos y que generen interés para ser leídos de principio a fin.
  3. Estrategia de promoción. Si tenemos un gran contenido pero este no llega a nadie, tendremos un problema. Todos los esfuerzos anteriores no habrán valido para nada. Llega la hora de establecer, en función del tipo de contenido, los canales a través de los cuales conseguiremos promocionar nuestro contenido y facilitar el impacto en el público, tanto de forma cuantitativa como cualitativa.
  4. Con todo lo anterior en la mano, llega la hora de poner una guinda al pastel. Infografías, montajes de imágenes, hilos conductores a través de viñetas, vídeos, o cualquier otro contenido que aporte valor y calidad debe ser añadido en este instante. Deben ser expertos en diseño, y también en programación, pero con altos conocimientos de marketing, para ser capaces de entender y continuar la línea anteriormente trazada con nuevo material que enriquezca, impacte y facilite la viralización de la pieza de contenido de valor.


Sobre el autor

Dejar un comentario

Contacto

Si tienes dudas sobre marketing online, SEO, SEM, redacción o Community Manager utiliza cualquiera de los siguientes mecanismos para que te echemos una mano:

Buscar